^Subir

Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

En primer lugar tenéis que haceros con un bote de laca de los largos y cortarle la parte superior, con mucho cuidado de no dejar aristas y de asegurarse de haberlo vaciado del todo. Después le dais un par de enjuagues para quitarle los restos de laca, lo llenáis de agua y lo metéis al congelador. Al día siguiente cuando vayáis a salir lo sacáis del congelador y lo ponéis debajo del grifo hasta que el bloque entero de hielo caiga por si solo. Comprobaréis que entra perfecto por la boca del camelback y rellenáis el resto con agua, a ser posible fría, de una botella de la nevera. A mi, en mi camelback de 2 litros me da agua fresquita durante unas 3 horas mas o menos, dependiendo del calor que haga, merece la pena, en serio, probarlo. Yo antes tenía un arcon congelador por lo que podía usar un bote de los grandes, ahora mi congelador solo da para uno mediano, pero es mas que suficiente para una salida normal de unas dos o tres horas. Además siempre se pueden poner dos, que entran de sobra.

COPYRIGT © 2013 Los intrépidos de Bailén - C/ Frasquita 8 - 23710 Bailen (Jaen)