^Subir

Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

Este sencillo invento resulta de la combinación de dos cepillos de dientes unidos fuertemente con una goma elástica. Al pasar la cadena entre los dos cepillos conseguimos un efecto túnel de lavado de coches gracias a las cerdas de los cepillos, que penetran con facilidad en todos los recovecos de los eslabones sacando de ella cualquier residuo que halla. Los famosos aparatos de Barbieri de tres ruedecillas con cerdas dejaban residuos entre eslabón y eslabón, sin embargo con este sencillo y económico invento no pasa, la cadena queda como el primera dia. Ni que decir tiene que el cepillo debe empaparse en algún desengrasante poco corrosivo para la cadena, el cual queda a elección de cada uno.

COPYRIGT © 2013 Los intrépidos de Bailén - C/ Frasquita 8 - 23710 Bailen (Jaen)